Carlsberg Beer: su tiempo, tu birra

Parecía existir un solo propósito en la existencia de Jacobsen, cuando definió al que sería uno de los titanes de la cerveza en el mundo moderno. Desde la presentación de su primera propuesta, allá por el año 1847, su buque insignia no ha cesado de crecer y posicionarse, sobreviviendo a conflictos dentro y fuera de sus fronteras.

Pero la historia del mastodonte puedes encontrarla en libros y webs, por lo que vamos a meternos en levadura: la razón surgió por una botella, conservada en condiciones óptimas con levadura viva, tras dos siglos de espera. Una cápsula del tiempo descubierta en nuestros días, con la prueba cervecera fehaciente del estilo consumido en las décadas finales del siglo XIX. Hábilmente, los herederos científicos de Jacobsen han logrado extraer las cepas de tan preciada reliquia, consiguiendo recrear los misterios de la receta con la cual apagaban la sed los europeos de aquel ya lejano momento, a nuestros ojos. Ahora tienes la oportunidad de saborearlo. ¿me acompañas en este viaje a través de las épocas?

Con su aspecto cobrizo y espuma beige, Carlsberg Beer aparece como vanguardia de las lagers, en su época. En nariz, una sensación torrefacta y maltosa se presenta como baluarte, para señalar al sentido del olfato su presencia. También se aprecia un recuerdo a caramelo agradable. Ya en boca, las notas a malta tostada y café son intensas, junto a un sutil sabor a galleta. Tanto en regusto como en retrogusto, es constante el matiz tostado y seco de la birra.

Una cerveza con buen cuerpo, carácter y espíritu. Cualidades que busco en una propuesta semejante. Muy recomendable, como acompañamiento a media mañana o al final de la comida. Si la encuentras, anímate; las unidades tienden a agotarse. Y si vienen en packs…. ¡desaparecen!

De manera que ¡disfruta! Con responsabilidad, no lo olvides. Un grato saludo, muchas gracias por leer este post y ¡volvemos el Juernes! Nueva birra de Intercambio y nuevas sorpresas, llegadas desde Levante ¡No te las pierdas!

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: