Brauerei Weihenstephan: Más allá de la Fe

Imagen: https://commons.wikimedia.org

A propósito de oktoberfest… ¿Qué sabes de la cervecería del título? La habrás visto entre las propuestas cerveceras en tu establecimiento de confianza, pero ¿cuál es su historia? Veras: todo comenzó con un santo llamado Korbinian. Esta persona, con la vida consagrada al Altísimo, decidió fundar una congregación religiosa de vocación benedictina y de nombre Weihenstephan, en la provincia de Baviera. Allí comenzose a preparar el cultivo de cebadas y lúpulos en igual proporción para satisfacer el apetito espiritual con zumo santificado por Korbinian. Y pronto su legado sería reconocido…

A pesar de saqueos, robos e incendios (nada nuevo bajo el sol, por la época), la fama de la cerveza nacida entre sus muros se extendió rápidamente. Tres fueron sus birras reconocidas por el común de los naturales: una lager para refresco de los peregrinos que buscaban descanso y refugio entre sus paredes, una tostada destinada a satisfacer la sed propia de los trabajadores del lugar y los mismos frailes y, finalmente, una birra de alta graduación para las autoridades de la villa e inmediaciones. Alcanzando el año del Señor de 1516 Weihenstephan fue centro de un hito cervecero que aún hoy persiste en Alemania y es reconocido en medio mundo: La Ley de Pureza Alemana, un decreto que prohibía elaborar cerveza que no llevase exclusivamente agua, cebada y lúpulo, para evitar ingredientes externos al territorio del reino. El acontecimiento fue celebrado en dicho monasterio, dándole doble importancia y renombre.

Ya para principios del S.  XIX la congregación cedería sus territorios al estado alemán, transformándose la famosa abadía en un centro abierto a todos los ciudadanos e interesados europeos y centro educativo sobre el arte cervecero, continuando en la actualidad como una filian universitaria y transformando la existencia de todo aquel que desea conocer y/o profundizar en la cultura lupulera y su mayor milagro: ¡la cerveza!

Y hablando de birras ¿Qué puede ofrecerte Weihenstephan?

No son pocas las referencias que viajan desde su ancestral tierra germana, por el mundo, para satisfacer gargantas sedientas de cereal: existen hasta quince recetas diferentes, elaboradas con el mismo cariño y profesionalidad que antaño. Desafortunadamente, no es fácil encontrar algunas de ellas dado que, o tienen zonas de venta muy localizadas o son de tirada limitada. Por lo tanto, mencionaré sus recetas por accesibilidad: de lo general a lo particular. ¿Empezamos?

Vitus: la receta por excelencia del trigo cervecero. Le acompañan notas a fruta tropical y de temporada, como el albaricoque, piña o plátano. Es una propuesta de cuerpo medio, sencilla de ingerir y no resulta pesada. Un agradable trago para cualquier momento del día!

tu-cerveza-del-juernes-vitus

Korbinian: Todo un espíritu alemán, enfocado en quitar la sed y llenar nuestro estómago, con una receta suave. Se trata de una variedad torrefacta, perteneciente al estilo Doppelbock y de color oscuro en apariencia. Su trago es sencillo, aunque una dosis suele ser suficiente. weihenstephaner-doppelbock

Festbier: no hay mejor oportunidad para levantar una jarra bien llena de cerveza, que la fiesta de Octubre. Aquí, los cerveceros/as acudimos a nuestras cervecerías y templos del fermentado (como La Braña de San Celedonio) para dar gracias por el mágico proceso que hace de la cerveza una realidad. Para tal ocasión, nace dicha receta: la cerveza de fiesta, con sabores sorprendentes que rompen la idea de birra de trigo. Lúpulo y cebada se fusionan para dejarte sin palabras, en un trago sencillo, sin engaños. ¡No te alejes mucho del grifo!csm_Weihenstephaner_Festbier_cc251a2c4e

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: